Una carta de agradecimiento y una mirada hacia el futuro…

l 1 de mayo del 2008, 30,000 personas marcharon en las calles de Milwaukee, Wisconsin demandando un alto inmediato a las redadas y criminalización del trabajador inmigrante de parte de la Administración actual y exigiendo un compromiso fuerte de los tres candidatos presidenciales de pasar una reforma inmigratoria justa en los primeros cien días en la oficina. Milwaukee, por segundo año, tuvo la marcha más grande en la nación. Más de 200 ciudades marcharon en el Primero de Mayo en el país.

Esta marcha como otras marchas a nivel nacional, incorporaban demandas más amplias para todos los trabajadores como “un alto a la guerra” y “mejores trabajos y acceso a programas de salud para todos.” En el caso de Milwaukee, fue la marcha con la más grande representación de grupos de diferentes razas.

Aunque la prensa nacional ha notado que las marchas, en general han bajado en número comparado al 2006, el esfuerzo colectivo, demostró que llegamos a una masa crítica para que nuestro mensaje sea escuchado a nivel nacional. Esto fue logrado en medio de un aumento en arrestos y deportaciones de personas en la comunidad, amenazas de despidos a base de programas de reverificación del seguro social por parte de los empleadores, y otras iniciativas locales en contra de los inmigrantes.

El hecho que tanta gente venció el miedo y salió en números grandes es una gran victoria. Voces de la Frontera quisiera agradecer y reconocer a todas las personas que salieron el primero de mayo del 2008. Agradecemos enormemente el apoyo finaciero de los negocios, organizaciones, e individuos quienes contribuyeron a la marcha, y las extensas horas que los miembros y amigos dieron como voluntarios.

Recuerde lo que las marchas han logrado hasta ahora. Pararon la ley HR 4437 de Sensenbrenner que nos hubiese convertido en criminales a todos. Pusieron la reforma inmigratoria en la agenda nacional y la hicieron una posibilidad – los tres candidatos presidenciales tiene un plan referente a la reforma inmigratoria. La marcha de este año demuestra nuestro poder y envía un mensaje claro: ¡Reforma inmigratoria, ahora!

¿Qué es lo que viene después?

Mientras vencemos el miedo, soportamos cinismo, abrazamos una esperanza y hacemos de la reforma una realidad, hay mucho que hacer en Voces de la Frontera. No podemos esperar a que ocurra una reforma, debemos de hacerla realidad. Asista a los talleres de “Conozca sus derechos.” Hágase miembro de Voces de la Frontera. Inscríbase como voluntario para el Voto Latino (todos pueden ayudar). Únase al Nuevo Movimiento Santuario para ayudar a las familias que enfrentan la deportación. Si usted es un estudiante o un joven, únase al grupo “Estudiantes Unidos por los Derechos de los Inmigrantes” (SUFRIR, sus siglas en inglés). Ayúdenos con la campaña para pelear por cambios en las normas de las cartas del Seguro Social de No Concuerdo. Visítenos en nuestra oficina y llámenos para que pueda aprender en como nos puede ayudar. Todas las edades, todos los idiomas, y todas las destrezas son bienvenidas para unirse a la lucha.

Un profundo agradecimiento a todos los que contribuyeron ¡Si se puede!

Share: