¡Organizarse por empleos y un alto a leyes como Arizona en Wisconsin!

Votantes Latinos en Wisconsin participaron en las elecciones del 2 de noviembre en los mismos altos niveles históricos del 2006. Ellos fueron motivados por su oposición a leyes anti-inmigrantes y la amenaza de leyes tipo Arizona que legalizan el perfil racial en contra de los Latinos, incluyendo a ciudadanos de los EEUU.

Aunque un voto Latino aumentó, el margen no era lo suficientemente grande para tener un impacto en las elecciones estatales, como pasó en otros estados. En estados como Nevada, Colorado, California, Nueva York y Washington, el voto Latino era clave para asegurar que los demócratas mantuvieran su mayoría en el Senado a nivel nacional.

En Wisconsin, la dramática transferencia del poder a los republicanos fue menos por inmigración y más por el coraje por la falta de empleos y por lo lento del cambio necesario para que la economía se recupere.
Pero el voto de protesta en contra de los demócratas por la agenda sobre empleo, no se va a mejorar con una mayoría Republicana. Efectivamente, Walker, el nuevo gobernador electo, acaba de anunciar que devolverá $810 millones de dólares federales para construir una planta de ferrocarril ligero en Milwaukee, Talgo, que hubiera generado 15,000 nuevos empleos a través de Wisconsin.

Estas políticas y más que vendrán, prometen eliminar más impuestos para los ricos y las corporaciones grandes, la privatización del sector público y más libre comercio que acabará con los pocos empleos de manufactura que quedan.

Pero claro, si los ricos se siguen enriqueciendo, necesitamos culpar a alguien por la creciente desigualdad económica— ¿quién mejor que los inmigrantes?

El representante estatal republicano Pridemore de Hartford, Wisconsin acaba de anunciar que va a introducir legislación, similar a la de Arizona, que daría a la policía local y estatal el poder de discriminar en contra de alguien que “sospechen es indocumentado”.
Como Pridemore mismo dijo, “La legislación que voy a introducir va a requerir que la policía actué cuando sospechen que alguien ha violado una ley y la persona pueda estar ilegal aquí.”

Bajo la propuesta, los que han sido arrestados o acusados de un cargo por un crimen o bajo sospecha de haber violado una ley, tendrían que demostrar que estaban legalmente en el estado con un pasaporte, certificado de nacimiento, documentos de inmigración u otros records.

Estarían presos en la cárcel hasta 48 horas. Si no pueden demostrar presencia legal en el estado después de 48 horas, serían entregados a inmigración.
Básicamente, se restablece la ciudadanía de segunda clase para Latinos y otras personas que aparezcan o suenan como extranjeros, porque serían tratados diferentes que los otros.

La legislación permitiría que ciudadanos de los EEUU demanden a municipalidades y condados si creen que no están haciendo cumplir la ley de inmigración. Las comunidades tendrían que pagar una multa de $500 por día por no cumplir la ley.

La legislación prevendría al gobierno local de pasar ordenanzas que impidan a oficiales preguntar sobre el estatus inmigratorio de las personas.

La consecuencia de esta propuesta seria una inútil y costosa batalla legal sobre violaciones a la constitución y los derechos civiles. Efectivamente, Arizona ya ha pagado un millón en defender legalmente la SB1070 y es seguro que va a perder. ¿Puede Wisconsin, que ya está en quiebra, pagar para este gesto inútil y costoso?

También destruiría la economía local y estatal, eliminado las contribuciones de los inmigrantes a los impuestos y afectando negativamente industrias claves en Wisconsin, incluyendo la industria lechera. Un granjero dijo, “si los inmigrantes se van, también se va la industria lechera de Wisconsin y estaremos importando nuestra leche de China.” Uno en 10 trabajos en Wisconsin depende de la industria lechera.
La mayoría republicana fue elegida para crear empleos-no para destruirlos o culpar a familias trabajadoras que contribuyen a nuestro estado y también son víctimas de la crisis económica. La culpa verdadera por la mala economía son las políticas establecidas por demasiado tiempo que favorecen a los banqueros (Wall Street) en vez de las familias trabajadoras (Main Street).

Es urgente que individuales se unan a Voces para integrarse en la campaña para rechazar legislación en contra los inmigrantes en el 2011.

¿Cansado de que culpen a la gente equivocada por el desempleo creciente? Únete a una vigilia para decirle a Scott Walker, “¡mantenga los empleos de Talgo en Wisconsin!” este martes, 23 de noviembre a las 5:00PM en Talgo, en el estacionamiento en la calle 27 entre las calles Hopkins y Townsend. Ven a Voces a las 4:00PM para transporte o direcciones.

La alternativa a la política de usar al inmigrante como chivo expiatorio y a la creciente pobreza para familias trabajadoras en Wisconsin se ganará a través de nuestra unidad y presión constante por empleos y derechos civiles. Juntos, les diremos: Wisconsin no es Arizona. ¡Adelante Wisconsin!

Share: