¡Ocho Millones Unidos!

La reciente decisión de un juez federal de poner un paro temporal a las Cartas de No Concuerdo del Seguro Social hasta el primero de octubre de este año, no es una solución al problema.

La demanda sometida por parte del AFL-CIO, ACLU, NILC, y el Condado Laboral de Alameda; afirma que la nueva regla en las Cartas de No Concuerdo del Seguro Social causará que miles de trabajadores legales pierdan sus empleos porque la base de datos del Seguro Social no es correcta.

De acuerdo a la nueva regla, un empleador tendría la obligación de reverificar el estatus legal de los empleados identificados en las Cartas de No Concuerdo del Seguro Social y despedir a trabajadores que no pueden corregir el problema después de 90 días. Si un empleador no cumple con este deber, podrá enfrentar multas y cargos criminales en caso de una auditoria de inmigración en el futuro.

Las cartas afectarán a ocho millones de trabajadores a nivel nacional.

El primero de octubre se llevará una audiencia en corte para considerar los méritos de la demanda – no hay ninguna garantía que las cartas no serán enviadas. Pero la reciente decisión por parte del juez, es un logro y una ventaja para poder organizar más fuertemente la oposición a la nueva regla.

Prácticamente, ha comprado más tiempo para que trabajadores y sus familias puedan organizarse, educar a más personas acerca de las consecuencias de esta nueva regla, y apoyar lo más posible la movilización del 12 de septiembre en Milwaukee.

La demanda principal del 12 de septiembre es que la administración del presidente Bush quite la nueva regla que acaban de implementar y que pongan un alto a la represión de familias inmigrantes.

También es la fecha en que Elvira Arellano estaba organizando para un paro nacional. A nivel nacional se está organizando acciones en varias ciudades en oposición a la nueva regla en ese día.

Es crítico que en Milwaukee, salgamos con muchísima presencia ese día para poner el ejemplo junto a otras ciudades–que la comunidad está unida y comprometida para rechazar esta nueva política de represión. El año pasado logramos rechazar la HR 4437 de Sensenbrenner con nuestras movilizaciones masivas; para rechazar esta nueva ley tenemos que hacer lo mismo.

Se está planeando una movilización y boicot en el Parque Mitchell a las 11AM en vez de una marcha para aprovechar del tiempo y hablar de cómo debiéramos prepararnos y organizarnos a nivel local para responder a esta crisis.

Share: