Nueva victoria de las ‘cartas de no concuerdo’ pero las acciones de la compañía se extienden

El 17 de septiembre del 2008, la Junta Nacional de Relaciones Laborales, decidió a favor de Voces de la Frontera y los trabajadores de la Mueblería Ashley en Arcadia, Wisconsin; afirmando el derecho fundamental de la comunicación entre los trabajadores mismos y con otros sobre “temas afectando su empleo, incluyendo acciones disciplinarias, instrucciones sobre cartas de seguro social que no concuerdan y asuntos de elegibilidad para trabajar, y la renovación de permisos de trabajo.” Ashley es la compañía más grande en la nación que vende muebles.

Esto es una victoria importante para todos los trabajadores; pero especialmente útil en estos tiempos cuando Voces de la Frontera ve que las acciones de esta compañía no son aisladas.

En los últimos meses, hemos visto un aumento de parte de empleadores, como Ashley, que basado en mal consejos legales, equivocadamente implementaron las reglas propuestas por la Administración de Bush, del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) , sobre las cartas de seguro social que no concuerdan. En Ashley fue la base para silenciar a los trabajadores.

La regla propuesta por DHS hubiera tratado a las cartas que no concuerdan como información actual sobre el estatus inmigratorio de la personas y hubiera requerido que la compañía despidiera a los empleados que no podían corregir su información dentro de un tiempo limitado.

Pero la regla por DHS no fue implementada por una demanda legal en las cortes durante agosto del 2007 y aun está esperando una decisión final en la corte. Hasta que las cortes decidan, la ley actual claramente dice que las cartas de la Administración de Seguro Social (SSA) que no concuerdan no son base de conocimiento sobre el estatus inmigratorio del empleado y en si mismo no es base de despido o otra acción adversa.

Como no hay cartas nuevas de SSA a nivel federal que se han mandado a los empleadores desde el 2007, los compañías están usando cartas viejas en los archivos, cartas que no concuerdan del estado de Wisconsin, y en algunos casos, reverificación de trabajadores actuales debajo de un programa nuevo conocido como SSNVS para implementar la regla que fue propuesta por DHS—en anticipación de que la ley puede pasar o por creer que la ley ya pasó.

El programa de SSNVS administrado por SSA claramente afirma que si un número no concuerda no indica algo sobre estatus inmigratorio del empleado y no es base en sí mismo para un despido; es lo mismo para la carta que no concuerda del Estado de Wisconsin. Pero, hemos visto que empleadores están cambiando pólizas internas y amenazando a personas con despidos. La idea que puedes actuar en anticipación de un cambio en la ley y no enfrentar cargos legales por violar la ley actual es ridículo, y uno no tiene que ser abogado para saber eso.

A parte de la respuesta legal, Voces de la Frontera ha podido organizar trabajadores que han demostrado valor y unidad, y en casos donde representan un gran número en el trabajo, usar estrategias de acción colectiva para proteger su habilidad de poner pan en la mesa. Voces de la Frontera ha podido salvar más de 2,000 trabajos en este año.

En esta edición, escuchamos de un organizador que exitosamente organizó sus compañeros de trabajo y se pudo proteger 150 trabajos de despidos injustos. También escuchamos de un líder sindical que colaboró con grupos comunitarios para proteger 500 trabajos en una planta y 200 en otra. Ojalá que esto les inspire a informarse de sus derechos laborales y unirse con sus compañeros de trabajo y la comunidad para defender su dignidad.

Share: