Las elecciones del 2008: unidos venceremos, divididos cayéremos

Después de los eventos históricos del 2006-2007, mucha gente esta preguntando: ¿cual es el futuro para una legalización justa después que el Congreso fallo en pasar legislación?

Uno de los retos más grandes de nuestro tiempo es la crisis política donde un grupo de políticos anti-inmigrantes, conocido como el House Immigration Reform Caucus (HIRC), con lazos organizativos y financieros a grupos extremistas que creen en la superioridad de la raza blanca, han prevenido que reformas humanitarias pasen en el Congreso. Por el otro lado, políticos que simpatizan con la condición de familias inmigrantes han demostrado cobardía en enfrentar el xenofobia (odio en contra inmigrantes) y el racismo de estos extremistas.

Un reporte del Centro de Nueva Comunidad expone este grupo adentro del Congreso; caracterizándolos en su ideología como “ultra-nacionalistas” similar a partidos derechistas como el de Jean-Marie Le Pen’s Frente Nacional en Francia.

El HIRC tiene 110 miembros, 25% de la Cámara de Representantes; 102 Republicanos y 8 Demócratas. Aunque pretenden representar los intereses de trabajadores ciudadanos, la mayoría recibieron un 0% en su record de votación en legislación pro-laboral por los sindicatos.

El líder del HIRC, Rep. Brian Bilbray, es el ex-empleado en asuntos legislativos del grupo Federation for American Immigration Reform (FAIR); una organización con lazos financieros y organizativos con grupos de odio. FAIR también acepto más de un millón de dólares del Pioneer Fund, una fundación que promueve el estudio de eugenesia, cual se basa en diferencias (y la superioridad) genética de diferentes razas y clases sociales.

Miembros del HIRC también reciben fondos de grupos anti-inmigrantes como los Minutemen. Los contribuyentes al HIRC para las elecciones del 2005-2006 incluyeron, compañías que tienen una ganancia económica directa. Compañías como Lockheed y GE también contribuyen al HIRC y han recibido contratos de millones de dólares para más militarización en la frontera.

¿Que podemos hacer para prevenir el crecimiento de organizaciones derechistas y sus ideas?

Crear una plataforma más amplia que incluye la justicia laboral y social para inmigrantes legales y ciudadanos para tener contabilidad con los políticos antes y después de las elecciones del 2008.
Aumentar y ampliar nuestro voto motivando ciudadanos a votar y promoviendo clases de ciudadanía para residentes legales permanentes.
Educar y organizar sobre nuestros derechos laborales y civiles y desafiar leyes injustas propuestas para leyes anti-inmigrantes a nivel local y estatal
Informar al público de la verdad sobre inmigración en foros públicos

Más que nunca, será necesario exponer a políticos racistas, como representante estatal Grothman quien estuvo opuesto a que el Día de Martin Luther King sea reconocido como un día festivo para trabajadores y que recientemente introdujo legislación para prevenir gobiernos locales de pasar pólizas favorables a los indocumentados, como pólizas de la policía que separan su papel de inmigración.
Estos políticos están escondiendo su racismo y su record en educación, derechos civiles, el medio ambiente, y salud detrás de la política anti-inmigrante. Necesitamos forzar a los candidatos antes de las elecciones ha no usar el odio en contra los inmigrantes como una plataforma en las elecciones. Y para ganar, inmigración tiene que ser parte de una serie de demandas más amplias para la justicia social.

Share: