Tomas Contreras

A principios de este año, Thomas Contreras iba a su casa en Madison después de visitar su familia en México. En un viaje que siempre ha hecho muchas veces antes. Pero esta vez con un nuevo sistema de computadoras en la frontera, salió un récord de policía vieja de un arresto y una multa de $250 dólares en 1989. La multa pagada debió de haber sido la conclusión, pero en 1996 la ley cambio y este incidente fue reclasificado como un caso deportable. El estuvo detenido y la pesadilla empezó... “Yo vine a Wisconsin en 1980, pero estuve aquí legalmente desde septiembre 1964. Nos vinimos con nuestros documentos en la mano. En la frontera me los dieron y ahora tengo varios negocios aquí. Yo tengo más de 70 empleados durante el año y como 250 dentro del año. En diciembre fui a México a visitar mi familia. Regresando fui investigado por ICE y me mandaron a un centro de detención. Y fui detenido hasta el 30 de Marzo fueron 81 días total. Estos lugares no son cárcel son centros de detención. No gastan dinero en esta gente. La gente fue golpeada y violada sexualmente. Me golpearon. Me amararon y me movieron a un lugar aislado. Después que me sacaron de aislamiento, comenze a hablar por la gente de nuevo en otro centro de detención, y la misma cosa pasó. Hay mucha gente que estan agarrando, cientos, y 99% de ellos son deportados. Los demás salén con un perdón. Una vez que tienes un perdón estas en probación por toda tu vida. Cualquiera cosa que hagas, te regresan al centro, sin hacer preguntas. Yo fui una persona afortunada por el apoyo de Wisconsin. Tenía apoyo de gente política que eran mis vecinos, amigos, hasta gente que no conocía pero me apoyaron. Salí sin probación, ni con perdón me dejaron salir sin nada. Y yo voy a continuar a hablar por esa gente.”
Share:

This post is also available in: Inglés