Juan F. Soto

Hola mi nombre es Juan F. Soto. Yo llegué a éste país en 1984; tomé la decisión de venir por mejorar mi nivel económico y para lograrlo tuve que contratar los servicios de un coyote para que me ayudara a cruzar la frontera de Tijuana a Los Ángeles, Ca. Este viaje lo realicé en la cajuela de un carro. Éramos tres personas en ese pequeño espacio en pleno mes de mayo con un calor insoportable. Cuando llegamos a Los Ángeles para esperar que los coyotes se comunicaran con nuestros familiares esperamos dentro de un garaje, con el calor sofocante y apenas cabíamos parados. Había varios guardias amenazándonos de muerte con armas de alto calibre para que guardáramos silencio por temor a ser descubiertos por la policía local.

Trabajé en campos agrícolas con los rallos fulminantes del fuerte sol, sudor excesivo mezclado con polvo de tierra pesticida y condiciones deplorables de vivienda como casas donde se veía el sol por entre las tablas de la pared de día y la luna de noche, sin los servicios básicos como drenaje y agua potable. En una ocasión en el campo de trabajo nos retardaron el sueldo por varias quincenas con la amenaza de que si decíamos algo perderíamos el empleo. Discretamente organicé a mis compañeros y nos fuimos a huelga recuperando así nuestro pago total y buscamos trabajo en otros lugares lográndolo. Esto fue un poco difícil porque había personas que trabajaban solo por las tres comidas al día.

Fui amparado por una sección de la amnistía de 1986 de entonces a la fecha he trabajado en factorías, algunas en malas condiciones de salud pero se de algunos de mis compatriotas están en condiciones peores. Por ejemplo, en el caso de una bodega que tenía el piso demasiado húmedo y habían muchos cables eléctricos en el piso, lo cual ha causado mas de tres accidentes culpándose a los empleados de negligencia siendo todo lo contrario. Estos sucesos me motivan para continuar en la lucha por una legalización justa y mejores condiciones de trabajo para todos, porque jamás olvidaré que soy inmigrante y menos lo que se sufre por una vida digna.

Share:

This post is also available in: Inglés