Chris Weisenbeck

Un granjero del condado de Buffalo, Wisconsin  Mi granja lechera es de la cuarta generación. Ordeñamos acerca de 350 vacas. Antes de que empezara a emplear a trabajadores hispanos, me costaba mucho trabajo encontrar trabajadores…La mayoría del tiempo encontraba a jóvenes o gente desempleada, y ellos trabajaban por corto plazo. No estoy de acuerdo con que estoy quitando trabajos de otra gente porque la mayoría no quieren este tipo de trabajo. Es muy frustrante como empleador tener gente muy capaz de trabajar que tengan dificultades con su documentación, y dificultades en obtener cosas como su licencia de manejo—estoy a favor de alguna reforma. Creo que los hispanos ayudan a la comunidad porque vienen con sus familias y la familia es la base de las comunidades. Son gente encantadora, buenas personas, que traen valor a nuestras comunidades. He estado en los pueblos de donde vienen mis empleados. No hay trabajo en estos pueblos. Son muy empobrecidos, muy pobres. Les alegra salir en busca de trabajo, y es la razón por la cual trabajan para nosotros. Espero que este tipo de reuniones no caigan en oídos sordos y que la gente pueda escuchar y correr la voz a nuestros legisladores para que puedan entender los problemas que estamos enfrentando en este país.
Share:

This post is also available in: Inglés