Dos años es demasiado tarde

Hermanos y hermanas:

Mucha gente se esta preguntando: “¿ya que la legislación inmigrante en el Senado conocida como el “Gran Acuerdo no pasó, que significado tiene para nuestra causa?” El término de esta propuesta es una medida de la fuerza y debilidad de nuestro movimiento social de justicia.

La fuerza de nuestro poder colectivo fue exitosa en rechazar la propuesta para la criminalizasión masiva del 2006 y hacer legalización una prioridad legislativa en el 2007. Estas actividades incluyeron las gran marchas del 2006 y 2007, nuestro papel en las elecciones del 2006, las resistencias públicas a las redadas, y las alianzas que se están organizando.

Aunque el movimiento a logrado cumplir estos retos a nivel nacional, el “gran acuerdo” propuesto por ambos partidos políticos era pobre en su contenido y últimamente no continuo en el proceso legislativo. Líderes claves dicen que no van a regresar a este tema sino después de las elecciones del 2008.

Obviamente, nuestra presión aun no es suficientemente fuerte para presionar a los políticos que pasen una legalización justa y comprensiva. Esto demuestra la necesidad de fortalecer nuestra base y continuar con más alianzas para ha si poder crear esa presión en nuestros líderes federales de que regresen a este tema este año. No podemos permitir excusas de nuestros líderes de evitar uno de los asuntos más importantes de derechos civiles y laborales en nuestra generación.

En la ausencia de una solución federal, nuestros políticos están permitiendo que se promueva una cultura anti-inmigrante a nivel local y nacional y esto da paso a que los políticos locales, estatales, policía, o vigilantes tomen la ley en sus manos; como es de pasar ordinancias anti-inmigrantes que promueven el racismo y el abuso laboral.

Los esfuerzos de la comunidad inmigrante de exigir sus derechos y dignidad como seres humanos, también han logrado victorias a nivel local. El Departamento de Policía en Whitewater y Milwaukee, Wisconsin han pasado póliza por escrito afirmado la separación entre la policía y inmigración. Tres iglesias en Milwaukee se han comprometido a proveer santuario a personas enfrentando la deportación. Estas son victorias importantes para la comunidad inmigrante y a ciudadanos afectados por el perfil racial.

En lo inmediato, Voces de la Frontera esta organizando talleres mensuales de “Conozca tus Derechos”, apoyando el movimiento religioso de santuario, organizando y educando a nivel estatal con la gira que se llevara a cabo este mes, continuando con los talleres de ciudadanía, dialogo con nuestros aliados, y preparando para la Reunión Anual de Membresía el 29 de septiembre.

A nivel federal, creemos que es crítico continuar presionando nuestros políticos federales a que introduzcan una buena legislación en la Cámara de Representantes este año y de que apoyen al Acta DREAM.

Necesitamos su apoyo. Necesitamos el compromiso de la comunidad y su iniciativa en promover estos talleres y actividades; por ejemplo participe y reparta información con sus vecinos, compañeros de trabajo, escuelas, familia y amigos a nivel local y estatal.

La justicia social no se gana fácil pero sabemos que con nuestra unidad, valor, y dignidad llegaremos a la justicia que buscamos.

¡Si se puede! Yes, we can!

Share: