ABUSOS POLÍTICOS NO SERAN ACEPTADOS

(Publicado originalmente en el Milwaukee Journal-Sentinel, 2/8/2012)

El Acta 43, el mapa de redistribución de distritos, está podrida y el proceso mediante el cual se aprobó, está podrido. El lunes, Voces de la Frontera presentó una demanda legal en contra del Acta 43, en nombre de los votantes latinos cuyos derechos civiles han sido violados.

Este mapa impidió la creación de un distrito de la asamblea con 70% de mayoría absoluta latina, el cual hubiera permitido elevar la voz de los votantes latinos con base en la edad y el estatus de ciudadanos.

La creación de 2 distritos mayoritarios de la asamblea, aunque de manera superficial parezca como un progreso, diluyó el poder electoral de los latinos en ambos distritos y ha resultado en el debilitamiento del bloque votante latino, durante un período de crecimiento significativo de la población Latina en nuestro estado – 70% a nivel estatal y cerca del 40% en el área de Milwaukee.

El 8º Distrito de la Asamblea ha producido el único legislador estatal latino en el estado. Ahora tiene menos votantes latinos.

Este mapa pisotea nuestros derechos electorales.

Así como es de injusto esta resultado, es igualmente perturbador el descubrimiento reciente que tuvimos sobre cómo fue aprobado. En el proceso de la demanda legal sobre nuestros derechos electorales, los abogados de Voces de la Frontera dejaron al descubierto violaciones severas a la ley de gobierno abierto de Wisconsin y las normas de las reuniones abiertas.

Asesores de los líderes republicanos Jeff Fitzgerald y del Senador Scott Fitzgerald, trabajaron bajo la dirección de la firma de Michael Best & Friedrich para organizar reuniones individuales y secretas con 58 legisladores republicanos de la Asamblea y con 17 Senadores republicanos. Cada legislador firmó un acuerdo de confidencialidad junto con un mapa y descripción de su distrito.

Adam Foltz, asesor del Representante Jeff Fitzgerald, hizo el borrador de los puntos a tratar en esas reuniones secretas, manifestando: “Los comentarios públicos sobre este mapa pueden ser distintos a lo que usted escuche en este salón. Ignore los comentarios del público.”

En otras palabras, la audiencia pública y el proceso (en el cual los nuevos mapas solo estaban disponibles al público el viernes y la audiencia pública se llevaría a cabo el miércoles siguiente) no eran más que una payasada. Los legisladores republicanos acallaron cualquier opinión del público en el proceso legislativo que condujo a aprobar los nuevos mapas de distribución de distritos.

El afán de aprobar estos mapas, en medio de un nivel de encubrimiento jamás escuchado, va a tener un impacto importante que durará hasta los siguientes 10 años, con el rediseño de los distritos electorales según una agenda estrictamente partidista.

Esta es una violación, tanto legal como moral, a la de confianza pública. Estos actos encubiertos fueron pagados con dineros de los contribuyentes de impuestos y no involucraron a todos los legisladores estatales ni a la opinión pública en el proceso. Sin importar la afiliación partidista, el proceso electoral y la justa representación es la piedra angular de la democracia y es fundamental para que el pueblo tenga una voz en el gobierno.

Voces de la Frontera presentó cargos ante el Fiscal de Distrito del Condado de Dane, para pedir dos cosas:

1) Echar abajo el Acta 43 y llevar a cabo un nuevo proceso, imparcial y transparente.

2) Investigar y presentar cargos en contra de todos los legisladores estatales que firmaron los acuerdos y que tomaron parte en este encubrimiento.

Finalmente, debe haber una investigación inmediata sobre las violaciones a la ética por parte de la firma Michael Best & Friedrich, por ayudar a los legisladores a evadir la ley y por utilizar dólares de los contribuyentes de impuestos para efectuar actividades ilegales. Estas revelaciones son un escándalo más en una serie de asaltos contra la democracia, que han salido a la luz bajo la Administración Walker. Representan una cultura de corrupción política y una indiferencia hacia el gobierno del pueblo y para el pueblo.

Wisconsin tiene una tradición de valorar el buen gobierno y una democracia funcional. En el último año, el pueblo de Wisconsin ha revivido esta tradición democrática en las calles, en la sala de la corte y en las urnas electorales.

Estos abusos no seran aceptados.

Share: